Una máquina flejadora es indispensable para una empresa que requiere un soporte para transportar y almacenar con éxito la mercancía.

La máquina flejadora acordona la mercancía entre sí o al pallet, para estabilizar la carga y evitar desmoronamientos o pérdidas.

Estas son algunas de las principales aplicaciones de la máquina en tareas de embalaje:
  • Compactado y agrupación de productos.
  • Agrupación y unión de piezas individuales de menor a mayor tamaño.
  • Sellado y precintado de seguridad en cajas, envoltorios y contenedores para su envío y transporte.
  • Compactado y acordonado de mercancía para evitar que se pierda durante la carga, transporte y descarga.
  • Fija la carga al pallet, proporcionando la resistencia necesaria para soportar el peso de los productos.

Tener una máquina flejadora trae varios beneficios como:
  • Protección y seguridad
  • Inviolabilidad
  • Personalización de las opciones de flejado
  • Agrupación de los bienes
  • Mínimos o nulos desmoronamientos durante el transporte
  • Optimización del tiempo que se traduce en ahorro de costes
  • Consumibles eficientes y económicos



Artículo creado con información de OMS Spain